lostapicesdecarlosV

 CARLOS V Y SUS TAPICES DE LA CONQUISTA DE TÚNEZ

Estos tapices tejidos expresamente para el Carlos V que narra la Batalla de Túnez son los preferidos de todas las colecciones que atesoró el emperador pero también unos de los más alto coste, una fortuna para esos tiempos.

Uno de los mayores desafíos (la lucha contra el imperio otomano) del reinado de Carlos V fue abundantemente documentado e ilustrado en numerosos formatos. Sin embargo, el más popular, exitoso y visual de estos formatos fue la crónica tejida que hoy podemos admirar en el Salón de los Tapices de Carlos V en el Alcázar. Su hermana María de Hungría, leal a su hermano el emperador y en agradecimiento de su hazaña, manda tejer estos tapices a un taller de Bruselas. Su posición en el cargo de gobernador de los Países Bajos, tras la muerte de su hermana Margarita de Austria, hace que se codee de los mejores artistas y tejedores del país. Encarga a Williem de Pannemaker, una serie de doce tapices.

Salon de Tapices, Palacio Gótico. Reales Alcázares de Sevilla

El pintor flamenco J. Cornelisz Vermeye grabador y diseñador de cartones viajó con las tropas y se trasladó al campo de batalla como “reportero gráfico” para realizar apuntes al natural y con su equipo Van Aeslst y Gianbattista realizaron todos los cartones para los que se pagó la enorme suma de 1.900 libras. J. Cornelisz fue el elegido ya que tenía una magnifica reputación en Europa y el emperador buscaba realismo y veracidad a la hora de mostrar los acontecimientos. Este realismo no solo se aprecia en las escenas de batalla que se representan sino también en el paisaje. En el tapiz número 2 por ejemplo se pueden ver escenas de Montjuic y Barcelona y en el 3, 4,5, las fortificaciones y acueductos de la antigua Cartago.

Real_Alcázar._Salón_de_los_Tapices._Paño_XI_El_ejército_acampa_en_Rada

Además se pagaron una suma considerable por los materiales utilizados, ya que el emperador se empeñó en utilizar hilos de oro y plata para los matices de brillo, finas lanas de Lyon para el entramado y sedas de Granada.

Convertir estos dibujos en tejidos de enorme dimensiones, 5,10-5,35 metros de alto por 7,15-10,5 metros de ancho, no fue tarea fácil, así que el maestro tapicero tuvo que subcontratar siete talleres en los que se emplearon 42 tejedores. Todos estos empleados trabajaban durante 12 horas durante poco más de seis años. En agradecimiento, se le pagó con una pensión vitalicia de 200 libras al año.

El proyecto costó una verdadera fortuna de 26.000 libras flamencas, adelantada por banqueros del imperio.

Esta batalla fue una verdadera victoria también moral. El emperador se sentía muy orgulloso por haber participado en algunos lances, como un verdadero héroe épico de antaño y el adalid del imperio sacro-romano y cristiano frente al enemigo, el Islam otomano. No es de extrañar que en los panegíricos lo denominaran “el tercer Escipión” al tomar Cartago.

¿Qué se narra exactamente?

La expedición del emperador Carlos V en 1535 contra el temible pirata Jeireddín Barbarroja, corsario turco que sirvió a las órdenes del sultán otomano Suleiman I. Éste tuvo en jaque el comercio y la seguridad del imperio, una verdadera pesadilla, por este motivo el emperador tomó cartas en el asunto y reunió una fuerza coaligada hispano-italiana-lusa de 300 naves y 26.000 soldados y consiguió la victoria muy aclamada. Pero esto no paró en absoluto los ataques de Barbarroja.

¿Por qué se tejieron estos tapices?

La intención primera fue la de ensalzar la figura del emperador sirviendo como instrumento propagandístico  del emperador ya que justificaba su legítimo poder y la importancia de su figura donde quiera que estuviese.

Carlos V era un fan de los tapices y estos se convirtieron en sus favoritos, embelleciendo parte de sus amplias estancias palaciegas unos en el Alcázar de Madrid y otros en Coudenberg.

¿Dónde están hoy los tapices?

Dos de los doce tapices se perdieron en el siglo XVIII y el resto están en los Reales Alcázares de Sevilla y la Real Armeria del Palacio de Oriente de Madrid.

Visitas guiadas de los Reales Alcázares www.sevillavisita.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *